Curry y gramática

Our understanding of human cognitive powers is not advanced by replacing the stimulus-response mythology with a mythology of inner guidance systems.
 

It is wrong to suppose that there is some “complete” set of rules governing our utterances.

Norman Malcolm, Thought and knowledge, pp.166-167 y p. 169 [1]

Is this an acceptable indie song?
00:00 / 21:48

A Fiona Cowie (1963-2018), que me hizo cuestionar muchas cosas que daba por supuestas

 

 

Un hablante no atribuye el mismo grado de aceptabilidad a cualquier secuencia. Diferentes hablantes formulan juicios de aceptabilidad no uniformes sobre la misma secuencia o le atribuyen diferentes grados de aceptabilidad. Es probable que un mismo hablante atribuya en sucesivas ocasiones diferentes juicios de aceptabilidad o diferente grado de aceptabilidad a la misma secuencia y que, para muchas secuencias, ni siquiera tenga un juicio firme. Su competencia no parece basarse, ciertamente, en un sistema de definición gramatical, completo y robusto, como los que nos proporcionan los modelos de definición del lenguaje externo. ¿Cómo es la competencia lingüística de una hablante, si descartamos que pueda ser como un sistema cerrado y exhaustivo de definición de un lenguaje externo? ¿A qué puede parecerse?

En una lectura hecha hace ya bastantes años, pero cuyo impacto aún me acompaña, la autora, Fiona Cowie, recurre al siguiente ejemplo para cuestionar varios aspectos del innatismo chomskyano relacionados, aunque no del todo coincidentes, con el que me ocupa aquí [2]. En su opinión, la exposición a unas cuantas, no demasiadas, muestras de curries (una o dos, dice ella) es suficiente para establecer la capacidad de identificar y diferenciar curries de otros tipos de comida oriental y de otros tipos de estofado, un curry típico de uno atípico, un curry malogrado o un estofado que no llega a curry, tal vez ni siquiera a estofado, etc. [3]. El objetivo de la ilustración de Cowie apunta a que la capacidad en cuestión, indiscutiblemente centrada en un dominio altamente específico de la experiencia humana e indiscutiblemente desarrollado sin necesidad de una masiva exposición a muestras o modelos, no requiere, sin embargo, nada semejante a la existencia de un rico componente de expectativas o saber innato en la mente de un humano (¿la facultad del curry?). A mí me interesa porque visto, no desde el punto de vista de los orígenes de la capacidad, sino desde el de su maduración y relativa estabilización, tampoco requiere nada como un estado de conocimiento cerrado y exhaustivo que defina formalmente el amplísimo espectro, en realidad abierto, de los curries posibles. 

Estoy de acuerdo con la mayoría de las observaciones de Cowie y pienso, como ella, que tienen aplicación directa al caso del lenguaje. Nunca paramos de aprender acerca de curries, aunque el aprendizaje seguramente lleva a cada cual a niveles de familiaridad muy diversos con los curries. Esto hace improbable que cualquiera de nosotros posea la misma teoría sobre los curries que cualquier otro. En consecuencia, se llega a puntos, no de uniformidad, sino de convergencia relativa que dan paso tanto la coincidencia como al desacuerdo entre los individuos acerca de lo que cuenta o no como un curry aceptable [4].

 

Es cierto que Chomsky también ha afirmado una y otra vez que la uniformidad de las competencias gramaticales individuales es una simple idealización útil. Cada cual, en realidad, acaba por cerrar y estabilizar su propia teoría sobre el lenguaje circundante. Creo, sin embargo, que el carácter cerrado y estable atribuido a las competencias individuales es una idealización de igual manera en que lo es la heurísticamente asumida sobre su uniformidad. Nuestra competencia lingüística es, plausiblemente, mucho más incompleta, fragmentaria y expuesta a amplios espacios de indeterminación con relación al lenguaje externo de lo que nos hemos habituado a pensar.

Me hago perfectamente cargo de que esta afirmación invierte radicalmente las atribuciones que el generativismo atribuye respectivamente al lenguaje externo (incompleto, fragmentario, altamente indeterminado, en suma, pobre) y al interno (cerrado, completo, rico, con una o más descripciones estructurales a su alcance para cada secuencia del lenguaje). Sin embargo, no puedo dejar de pensar que la competencia individual es menos rica de lo que habitual y rutinariamente suponemos y que el hablante no se sobrepone del todo a esa relativa pobreza (vacila, duda, se contradice de una ocasión a otra). La torpeza relativa que, en mayor o menor medida, todos demostramos al hablar acaso sea directamente reflejo de la competencia individual y no, como sostiene la ortodoxia chomskyana, estragos de la actuación lingüística [5]. La ilusión de una competencia niveladamente compleja acaso sea, eso, una ilusión de igualitarismo gramatical. Pienso, sin embargo, que no es menos democrático reconocernos todos, en mayor o menor medida, gramaticalmente pobres. Y, creo, mucho más realista.

NOTAS

[1] Malcolm, Norman. 1977. The myth of cognitive processes and structures. In Thought and knowledge, pp. 159-169. London: Cornell University Press.

[2] Cowie, Fionna. 1999. What's within. Nativism reconsidered. Oxford: Oxford University Press. 

[3] Cowie, Fionna, Op. cit., pp. 215ss.

[4] Quien no le pille el punto a los curries, puede intentarlo con las paellas, los cocidos, los potajes, etc. 

[5] Chomsky, Noam. 1965. Aspects of the theory of syntax. Cambridge, MA: The MIT Press.

___________

 

La música que acompaña a este texto (Is this an acceptable indie song?) incluye: I can't wait (Smokescreens, Smokescreens, 2017), Not for moving (Ginnels, A Country Life, 2017), Gone home (The Spook School, Continental Drift, 2016), Kevin's coming over (Massage, Oh Boy, 2018), Omar (Bestia Bebé, Bestia Bebé, 2013), Atlantic town (Cave Story, West, 2016), Holly (Mercury Girls, Continental Drift, 2016) y This Is Not the Indie Rock I Signed Up for (Girl Friday, Androgynous Mary, 2020). La lista es de perropampa™.

 
 
 
 
 

libros imaginarios

88x31.png

© 2021 by Guillermo Lorenzo. Created with Wix.com